LIBRO

Libro: Pichilemu Blues

marzo 17, 2021

Enero 1973.

Santana sonaba estridente desde los altoparlantes de la discoteque La Escala. Chatos en la playa caliente, como a las 4 PM. Una tarde más como otras en Pichilemu: meterse al agua helada, secarse en la arena hirviendo, esforzarse en decir cosas divertidas, mirar minas y reírse, medio dormidos escuchando Soul Sacrifice. Lagartos recalentándose bajo el sol, hasta que apareció ella en el horizonte.

Fue Richard quien me avisó, pegándome un codazo que me hizo toser.

– Miren quién viene bajando. ¡Esa es la Marusela!

Con los dedos se peinó la chasca y se puso de pie para salir a su encuentro.

La retuve en la mira al tiro. Estábamos a pocos metros de la escalinata que bajaba a la playa La Terraza, punto clave para luquiar. Éramos casi dueños de ese pedazo de arena, junto a la hilera de carpas. Marusela venía sola; suficiente para llamar la atención. Se paró en un peldaño y plantó la mirada hacia el mar. Por fin comenzaba el verano.

Por favor compártelo

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada reciente

Categorías